green_landscape-other

En un día de paseo, un sabio y algunos de sus estudiantes visitaron un lugar lleno de la naturaleza maravillosa y espectaculares paisajes en Nueva Zelanda. El sitio contaba con una gran variedad de árboles y plantas tan saturadas con el color verde que todo parecía muy vibrante y lleno de vida.

Estando arriba del cerro, los estudiantes admiraban la vista impresionante, “¡Que maravilloso! ¡Miren esto!”, pero el sabio comentaba, “Yo no veo aquí nada más que la muerte.”

 

El mundo material esta lleno de deferentes formas de la naturaleza pero todas se terminan o mueren tarde o temprano. Las temporadas vienen y pasan y las formas, no importa que tan bonitas o espectaculares, se estropean al llegar a su final. Ninguna cosa material se queda para siempre. Por esto es inteligente buscar y lograr la felicidad interior y eterna en acuerdo con la sabiduría de yoga la cual nos enseña como podemos vivenciar el amor eterno y espiritual y evitar la ansiedad que es parte de la naturaleza temporal de este mundo material.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *