El Señor Chaitanya oro:

¡Oh, mi Señor!, sólo Tu santo nombre puede ofrecer toda bendición a los seres vivientes, y es así como tienes cientos y millones de nombres, como Krishna y Govinda. Tú has invertido estos santos nombres con todas Tus energías trascendentales. ¡Oh, mi Señor! Sólo por bondad nos permites acercarnos fácilmente a Ti por medio de Tus santos nombres, pero soy tan desafortunado que no siento atracción por ellos.

En esta oración Del Señor Chaitanya la autoridad absoluta, Dios mismo, nos dice que la manera en que podemos conocerlo no es difícil. Al contrario, es muy fácil.

Es muy triste lo que yo he conocido en mi vida tantas personas muy educadas que siempre tienen miedo del silencio. Temen estar solas. Tienen miedo de preguntar: “¿Quien soy yo?” y no saben que está en el otro lado. No saben que podría estar acá si miran demasiado profundamente o cuestionan su identidad y su propósito en la vida. Temen que estas preguntas podrían quizá guiarlos al agujero o el pozo de donde nunca van a salir. No quieren tomar una oportunidad. Entonces continúan de la misma manera. Tienen su nicho o la posición en el mundo. Tienen la identidad falsa y toman el tiempo para reforzarla. Tienen miedo pero no lo deben tener.

Aquí el Señor Chaitanya dice que el proceso de la auto realización es muy sencillo. Y en el verso anterior dice:

Gloria al śri-krishna-sankirtana , que limpia el corazón de todo el polvo acumulado durante años y extingue el fuego de la vida condicionada de repetidos nacimientos y muertes. Este movimiento de sankirtana es la bendición principal para la humanidad en general, pues difunde los rayos de la luna de bendición. Es la vida de todo conocimiento trascendental. Aumenta el océano de bienaventuranza trascendental, y nos capacita para saborear plenamente el néctar por el cual estamos siempre ansiosos.

Entonces en esta oración del Señor Chaitanya siempre estamos ansiosos para alguna verdadera felicidad espiritual que satisfaga nuestro corazón doloroso y vacío. Y buscamos esta felicidad en tantos lugares, en tantas aventuras amorosas o lo que sea, o tratamos de escapar de este anhelo e inundarnos en el olvido viendo la televisión o leyendo los periódicos o las noticias. Tratamos de quedarnos en la superficie como una persona que es aspirada hacia abajo por un remolino cuando nada en el océano.

La gente trata de evitar ser succionada hacia abajo manteniendo se ocupada. Cuando se vuelve realmente deprimida, entonces va a un psiquiatra. Y las psiquiatras y los psicólogos dicen: “ Pues, manténganse ocupado”. Mantenerse ocupado es la forma de cruzar en la superficie. Si puedes ir suficiente rápido, no vas a ahogarte.

En otras palabras, es como los peces. ¿Has visto alguna vez estos peces que tratan de correr sobre el agua? Pueden ir solamente hasta un momento y después se ahogan y tratan otra vez. El otro día estuve en el agua y vi los peces saltaban así, saltaban por temor, trataban de mantenerse arriba del agua por el más tiempo que pudieron porque estuvo el pez más grande abajo y quería comerlos. Obviamente un tiburón o algún otro pez estuvo abajo y esperaba que volvieran. Entonces los peces pequeños trataban de rozar sobre el agua y mantenerse arriba del agua. Pero se cansarán tarde o temprano y se ahogarán y serán comidos por el tiburón.

El Señor Chaitanya dice que el proceso de la autorealización es muy sencillo.

 La persona materialista tiene mucho miedo. Aún los que saben que no son sus cuerpos o dicen que son cristianos, musulmanes o hinduistas o lo que sea, ellos temen ir demasiado profundo, tienen miedo de profundizarse demasiado durante su oración, temen abandonar toda su autoprotección y todas sus actividades frívolas, tienen miedo de abandonar todas las cosas que les mantienen lejos de mirarse ellos mismos y sus situaciones, y tener que orar a Dios: “¡Por favor sálvame!”.

En otras palabras, todos nos estamos ahogando pero algunas personas les gusta olvidarlo leyendo los periódicos de las noticias. Prefieren leer sobre otras personas que se ahogan. “Alguien se ahogó en la Bahía de Haunama” o “10 mil personas murieron en la guerra por las Islas Malvinas”. La gente reacciona como: “¡Oh, que malo! Eso es horrible.” ¿Pero que pasa contigo? Tú estas muriendo. ¿Por qué te preocupas con toda la otra gente que muere?

Imagina que tú abres un periódico algún día y lees el título “Tú estas muriendo” con el artículo sobre como tratas de evitar ir profundamente y darte cuenta de tu verdadera posición vulnerable solo leyendo las noticias. La gente hace tantas cosas para evitar encararse con la realidad de la situación del ahogo. Prefiere pensar: “¡Estoy bien! ¡Estoy bien!” con un pequeño botón circular de propaganda que tiene la cara con la sonrisa. Esa gente es como los peces que saltan arriba del agua para escapar el tiburón. Y cuando están afuera del agua, gritan uno al otro: “¡Estamos bien! ¡Estoy bien! ¡Tú estas bien!” y se hunden otra vez.

Gopal Krishna

Yo desciendo como Mi Nombre. Mis Nombres son investidos con todo mi poder transcendental. Puedes tomar un refugio en Mis Nombres.– Krishna

La gente piensa que está bien cuando en realidad sufre de una sensación de vacío y la ansiedad. No tiene ninguna seguridad verdadera ni un refugio verdadero. La persona piensa que tiene la seguridad de su casa y después un banco la posee. Piensa que tiene la seguridad de su dinero, pero el dinero pierde su valor y la persona se da cuenta que tiene solamente un montón del papel. Entonces piensa: “ Pues, quizá voy a comprar oro” y los precios del oro fluctúan. Entonces piensa: “ Si pierdo todo, aún así tengo mi salud” y la salud empieza a marchitarse. Y el puede concluir: “ Aún tengo mi esposa y mis hijos” pero su esposa muere y sus hijos casi nunca están en contacto con el.

Había un artículo en el cual la mujer de Argentina hablaba sobre su hijo que falleció en las Islas Malvinas. Dijo: “No lo pude creer cuando escuché su nombre en las noticias. Pensé   que debería ser alguna otra persona o que había un error.” Ninguna persona piensa que el o ella o alguno de sus parientes va a morir. Nadie quiere pensar que le van a quitar su seguridad.

La persona tiene miedo de ir más profundo porque si se da cuenta de que superficial es y que superficiales son su seguridad y su conocimiento, va a darse cuenta de que ha vivido la vida superficialmente por 60 años. La gente no quiere encarar el hecho que su vida ha sido simplemente una perdida de tiempo. Prefieren extender la ilusión hasta el final y descubrirlo en el momento de la muerte. Y tratan de mantener la muerte a raya porque eso es el momento en que la persona se da cuenta de cómo completamente sin propósito ha sido toda su aventura y que lo hizo para nada.

La gente piensa que está bien cuando realmente sufre del vacío interior y de la ansiedad. No tiene ninguna seguridad ni ningún refugio.

El Señor Chaitanya dice que la persona puede zambullirse profundamente y sin miedo debido a tomar el refugio de los Nombres Santos de Dios. En otras palabras, una persona no necesita entrar profundo sola. Va con Dios, si toma sus Nombres. No se necesita especular por si mismo o pensar por si mismo su propio camino a la profundidad. De hecho no es todavía posible. La especulación mental no lleva a la persona a la profundidad, solo le da vuelta en círculos. Así como Sartre o otros especuladores mentales, la persona va a terminar mareada y confundida.

Cuando yo estaba en el colegio, leí uno de los libros de Sartre que se llama Náusea. Eso era verdaderamente el título de su libro – Náusea. En este libro el simplemente meditaba en una cortada fea de su brazo, como se estaba secando en sus bordes y cambiaba el color. Pero no dio ninguna solución. El pensaba que era profundo. Todos leen sus libros y piensan: “ Oh, ese muchacho es tan profundo. Un filósofo.“ Y alguien anda con el libro de Sartre y piensa: “Soy filósofo.” Tiene el libro sobresaliendo de su bolsillo en la manera en que el título Náusea se muestra y la persona atrás piensa: “ Oh, un filósofo.” Y las niñas que les gustan los filósofos lo miran y dicen: “Oh, un filósofo.” Una cosa más que el necesita es la pipa.

Si tratas de especular tu propio camino a la profundidad o a la realización espiritual, simplemente te dará náusea y confusión. El Señor Chaitanya nos dice muy claramente que es muy sencillo entrar más profundamente y no se necesita ir solo. Profundiza con protección, toma un refugio en los Nombres Santos de Dios. ¿Cómo? Aferrándote a los Nombres de Dios, “Krishna, Krishna, Krishna”. Si la persona canta los Nombres de Dios, gradualmente va a experimentar la seguridad superficial del mundo y la seguridad verdadera en el Nombre “Govnda, Govinda, Govinda”. La persona puede tomar su refugio en los Nombres de Dios y repetir los Nombres de Dios. Mientras repite los Nombres de Dios, escucha sus propios cantos de “Krishna, Krishna, Krishna”.

La especulación mental no lleva a la persona muy profundo. Simplemente le da vuelta en círculos. Y como Sartre y otros especuladores mentales, la persona termina mareada y confundida.

Cantar y escuchar los Nombres de Dios es a la vez el método y la meta. Son ambos un refugio y el medio por el cual la persona puede lograr el refugio. ¿Por qué? Después de todo alguien puede decir: “Eso es solamente un sonido. Podemos pensar sobre algún sonido y cantarlo como “mesa, mesa, mesa”. No. El Nombre de Dios no es solamente un sonido. No es diferente de Dios.

 No hay diferencia entre el Nombre Santo del Señor y El Señor Mismo. Como tal, el Nombre Santo es tan perfecto como El Señor mismo en su plenitud, pureza y eternidad. El Nombre Santo no es una vibración material, ni tiene ninguna contaminación material. – Padma Purana

Si aceptas la existencia de Dios, entonces podemos discutirlo. Pero si no aceptas, entonces no hay sentido en continuar esta discusión. ¡Olvídalo! Pero si aceptas la existencia de Dios y aceptas lo que El es todo poderoso y que sus potencias son inconcebibles, entonces tienes que creerle cuando dice: “ Yo desciendo en Mis Nombres. Mis Nombres están investidos con todo mi poder transcendental. Puedes tomar un refugio en Mis Nombres.”

Si no lo crees, significa que no tienes ninguna fe en Dios. ¿Cómo Dios puede descender en la forma del sonido? ¿Y por qué no? Es su energía. Es su propiedad. Toda la energía es de El. Todo aquí pertenece a El. Todo viene de El. El es el Origen y la Causa de todas las causas. El tiene el poder para aparecer como Sus Nombres y no es muy difícil de comprender.

El Señor Chaitanya describe que El Señor tiene cientos y miles de Nombres, no solamente Krishna, Govinda, Jehová o Alá. Dios tiene tantos nombres y en cada uno de Sus Nombres Transcendentales ha investido todas sus energías transcendentales que son diferentes que sus energías materiales. Las energías transcendentales de Dios y el mundo espiritual propio (Brindaban, Vrindavan), que está lleno del amor incondicional y está sin ansiedad, todos están contenidos en Los Nombres de Dios.

Cuando la persona repite Los Nombres de Dios, empieza a purificarse cada vez más de la contaminación material y comienza a experimentar realmente estar situada en el mundo espiritual, el mundo sin ansiedad, el mundo del amor puro e incondicional para El Señor Supremo y todos los seres vivientes. Eso es un efecto de escuchar y cantar Los Nombres de Dios regularmente.

 

Escuchar y cantar los Nombres de Dios es a la vez el método y la meta. Son ambos un refugio y el medio por el cual la persona puede lograr el refugio.

Todos los que piensan en Los Nombres de Dios que son las vibraciones ordinarias del sonido, como los llamados yoguis y meditadores quienes dicen que cada sonido será efectivo si meditas sobre él, son las personas completamente tontas. Son ateos. Rechazan la existencia de Dios y por eso rechazan la existencia de Los Nombres de Dios que son distintos de los otros nombres.

A veces se encuentra los llamados meditadores o “gurús” que dicen: “Puedes cantar todos los nombres.” Pero si seria la verdad, entonces por qué hacen que sus seguidores canten El Nombre Krishna. Van a responder: “Oh, porque mis seguidores piensan que Krishna es mejor. Tienen atracción para cantar Krishna entonces les dejamos hacerlo. Pero realmente podría ser cualquier nombre.” ¿Entonces por qué no hacen a sus seguidores cantar Regan, Regan, Regan, Brezniew, Brezniew, Mickey Mantle o mantequilla, mantequilla?

No tenemos que ser grandes gurús o babas para saber que sus declaraciones son estúpidas y de hecho son demoniacas. Y no tiene ningún sentido dar clases de meditación por US$75 si vas a decir que de todas formas todas las palabras son iguales. La gente ha cantado diferentes palabras por toda su vida, ha cantado “dinero, dinero, amor, amor, sexo, sexo, lujuria, lujuria, dame, dame”. Ha cantado todos los sonidos en todos los idiomas y ¿por qué no esta purificada? ¿Por qué todos los spots publicitarios que mantienen en su cabeza no les purifican?

Cuando yo era joven, conducía el auto a la escuela y necesitaba conducir por el camino largo. Mientras escuchaba el radio y transmitían el mismo estúpido spot comercial por todo el tiempo y me volvía loco. Cada vez que lo escuchaba me daba dolor de cabeza pero no podía quitármelo. ¡Aún lo recuerdo! Algunos de ustedes pueden recordarlo también como,” Dobla tu placer, dobla tu diversión, mastica la goma de mascar de menta doble.” ¡No me purificó! Solo me puso tan tenso y nervioso que cuando llegué a la escuela, me acercaba a los maestros y les gruñía.

Entonces no aceptamos esta tontería que dice que se puede meditar sobre cualquier sonido y va a tener un efecto purificante. No. Tenemos que meditar sobre los Nombres o las Palabras de Dios o las descripciones de las Glorias de Dios.

El Señor Chaitanya dice que no hay reglamentos específicos para cantar los Nombres de Dios. Entonces si quieres profundizarte, aquí está tu oportunidad. Puedes entrar tan profundamente como sea posible. Ahora mismo, puedes empezar a cantar los Nombres de Dios. No necesitas unirte con ninguna organización. No necesitas pagar nada. No necesitas creer en ninguna cosa. Todo lo que necesitas es cantar los Nombres de Dios, no importa donde estés.

Chaitanya Mahaprabhu dice que la persona no necesita preocuparse cómo cantar los Nombres de Dios. Ni no debe preocuparse de estar pura o estar en un lugar correcto o en una posición del cuerpo correcta cuando canta los Nombres de Dios. No hay reglamentos. Se puede cantar los Nombres de Dios mientras se camina, se trabaja, se sienta, se está de pie, con los ojos cerrados o abiertos. Esto es maravilloso porque en la época de confusión en que estamos ahora, si ahora hubieran algunos reglamentos de cómo se supone que deberíamos cantar, de todas formas no podríamos seguirlos. Nos siempre nos preocuparíamos: “¡Oh, lo canté incorrecto! Necesito arreglarlo. Cometí un gran pecado porque canté el Mantra en el orden incorrecto o con la pronunciación un poco equivocada. ¡¿Oh, quien predice que sucederá debido a este?!”

Incluso hoy, si vas a India, encontrarás los brámanos smarta. Ellos son tan buenos cantando los himnos védicos. Piensan que el poder esté en cantar los himnos con la entonación precisa, en el orden exacto tal como es y así sucesivamente. Ni yo sé todo lo que ellos tienen que saber para obtener la habilidad de hacerlo correctamente. Para saberlo necesitaría ir a la escuela por 20 años para solamente aprender como cantar el mantra único para lograr el placer de los planetas celestiales. Ellos están muy interesados en cosas como así. Pero si se canta un poquito equivocado o la pronunciación está un poco mala, quien sabe que va a suceder. Entonces se necesita cantar otra vez correctamente para arreglar el problema que podría aparecer debido al error que se cometió antes.

Sin embargo, cantar los Nombres de Dios no es así. Cuando la persona canta los Nombres de Dios no necesita preocuparse de nada. Todo lo que debe hacer es escuchar los Nombres de Dios del amante de Dios, alguien que está en la sucesión discipular desde Dios. La persona escucha los Nombres de Dios del maestro espiritual genuino y después canta tal como escuchó. Eso es el método de ir más profundo. La persona no va a entrar más profundo sola o por su propio poder, pero en lugar de esto va a ir en el buque (navío) muy agradable, sobre la alfombra mágica de los Nombres de Dios. No irá por sus mismos poderes, ni siguiera pensará: “Voy a profundizarme.” Solo empieza a escuchar y cantar los Nombres de Dios.

Siempre estamos ansiosos por alguna felicidad verdadera y espiritual para satisfacer nuestros corazones vacíos y dolorosos.

Cuando entra más y más profundo, llegará al punto que es el fondo de la existencia, el lugar más profundo de todos. En este punto estará conectada perfectamente con Dios. No tendrá ningunas intenciones, no experimentará una identidad falsa, ni se preocupará de la muerte o de ninguna otra cosa. Simplemente va a saborear el néctar del amor humilde a Dios. Eso se describe en la próxima oración del Señor Chaitanya:

Uno debe cantar el Santo Nombre del Señor en un estado mental humilde, considerándose más bajo que la paja tirada por la calle; uno debe ser más tolerante que un árbol, libre de todo sentido del prestigio falso y estar dispuesto a ofrecer todo respecto a los demás. En este estado mental se puede cantar El Nombre Santo del Señor constantemente.

 Aquí el Señor Chaitanya nos hace saber que en la vida espiritual lo más bajo es lo más elevado. El dice que aquel quien falsamente trata de ser el más alto de todos por mantener su ego falso intacto y se sienta como: “Soy una persona excelente. Soy un gran devoto. Soy la persona bien educada. Soy hermoso.” O de cualquier ego falso que podría tener, el no tiene la vida espiritual. Porque la vida espiritual es cuando uno no tiene ningún refugio falso y realmente se siente más bajo que la paja tirada por la calle, libre de todo sentido del prestigio falso y listo a ofrecer todo el respecto a otros.

No hay reglamentos específicos para cantar los Nombres de Dios

Krishna Kaviraj Goswami, el autor de Chaitanya Chaitamrita, ora con una actitud de una persona que se encuentra más baja que los gusanos en las heces. El se siente: “Soy el más bajo de todos.”. No tiene ningún sentido del prestigio falso. Cuando miramos el gusano, pensamos “¡Qué criatura tan baja!” porque ellos realmente son tan bajos. Pero el gusano en las heces es aún más bajo. Entonces Krishna Kaviraj Goswami se siente así: “Yo soy el más bajo que el más bajo.”

En esa condición de sentirse más bajo que los gusanos en las heces, más bajo que la paja en la calle, el devoto esta a los pies de Dios y saborea el néctar del amor a Dios. No hay nada que tema perder porque no tiene nada, ni gran imagen de si mismo. Alguien puede decir que no tiene miedo de perder ninguna cosa pero tiene miedo de perder su imagen sobre si mismo. Pero un amante de Dios ni siguiera siente la necesidad de aferrarse a su propia imagen. Siente que no tiene nada que proteger. No tiene un ego falso. Está sólidamente colocado en el suelo. No está cayendo más bajo porque ya está en el punto más bajo de todos.

¿Y que sucede en el punto más bajo? La persona deja de bajar y se para. ¿Todos temen caer, verdad? Pero no la persona que tiene los pies en el suelo. El es la única persona colocada en la plataforma sólida. Todos los otros están ubicados más arriba y obligados a caer tarde o temprano. Y lo saben, o ya están cayendo. Su ego falso ya fue cincelado un poco y están empezando a caer. Entonces están gateando y tratando de sujetarse a las montañas mientras están cayendo. Experimentan la ansiedad como: “¡ Oh, oh, me estoy cayendo, cayendo, cayendo!”. Pero la persona colocada en el suelo no tiene ningún espacio para caer.

¿Puedes imaginarte el sentimiento de seguridad cuando sabes que estas en la posición desde la cual nunca puedes caer, porque estas verdaderamente en el punto más bajo? Tal persona se siente completamente relajada. No necesita preocuparse de tropezar y caer sobre del acantilado porque no hay ningún acantilado por allí. Está ubicada en el fondo. No vive en la montaña de la cual va a caer finalmente. Ya está en el fondo en la plataforma sólida desde la cual no hay ninguno otro lugar a ir.

Este “fondo” no es del suelo. Son los pies de Dios. Entonces ni siguiera uno está en el fondo pero en vez de eso mira arriba y desea estar allá. No. Al contrario, uno mira los hermosos pies de Dios y aguanta este lugar sagrado. Le encanta estar más bajo. Le encanta la dulzura de estar más bajo que la paja en la calle. Y no existe la situación en la cual uno desea esta posición como si quisiese sufrir. Quiere mantenerse más bajo que la paja en la calle para no sufrir la separación de los pies de Dios.

La persona no va a entrar más profundo sola o por su mismo poder, pero en lugar de esto va a ir en el buque muy agradable, sobre la alfombra mágica de los Nombres de Dios.

Como se tiene que sujetar un globo para que no flote más arriba, el devoto de Dios ora a El constantemente para que el lo detenga de flotar hacia arriba. Un devoto no quiere flotar más arriba. ¿Por qué? Porque está feliz. Está satisfecho con la sensación de estar más bajo que la paja en la calle. Saborea el néctar del amor a Dios y no lo quiere rechazar por ninguna otra cosa. Solo se aferra a los Nombres de Dios.

Un devoto no está inflado pensando: “Oh, soy un gran devoto de Dios. Mírame. Medito. Mira todas las otras personas materialistas, los karmitas sucios. Hoy choqué contra uno y por eso mejor que uso alcohol para limpiarme y voy a cantar más rondas de Hare Krishna, Hare Krishna. Soy tan alto y puro que la asociación contigo me lleva abajo.” Un devoto puro no se siente así. No piensa en el nivel de las relaciones más altas o más bajas. Solo piensa Krishna, Krishna, Krishna. Solo piensa sobre su Cariño, su Maestro, su Amigo Supremo.

La persona que puede ver el poder de Dios, también puede ver un poco de su propio poder. La persona que ve la belleza de Dios, también puede ver cuan fea es una misma comparada con El. La persona que ve la grandeza de Dios en todas las plataformas como su sabiduría, su belleza, su poder, su renunciación y su riqueza, inmediatamente se siente humilde.

Entonces El Señor Chaitanya Mahaprabhu dice que un hombre santo verdadero, alguien que verdaderamente quiere ver a Dios, tiene que estar en esta condición de libertad de todo prestigio falso y necesita sentirse más bajo que la paja en la calle. En esta posición siempre puede ver a Dios y cantar sus Nombres constantemente.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *